Mediación de Familia

¿Qué es la mediación de familia?

La mediación es una forma en que las personas que están teniendo conflictos familiares y han tomado la decision de divorciarse, hablan de sus problemas y preocupaciones y toman decisiones con respecto a su disputa con la ayuda de un Mediador. El mediador es un tercero neutral e imparcial que le ayuda a concentrarse en resolver sus conflictos y ayuda a los participantes a comunicarse entre sí. Los mediadores están ahí para guiarlo y ayudarle a encontrar posibles soluciones.

¿Qué es la mediación de familia?

La mediación es una forma en que las personas que están teniendo conflictos familiares y han tomado la decision de divorciarse, hablan de sus problemas y preocupaciones y toman decisiones con respecto a su disputa con la ayuda de un Mediador. El mediador es un tercero neutral e imparcial que le ayuda a concentrarse en resolver sus conflictos y ayuda a los participantes a comunicarse entre sí. Los mediadores están ahí para guiarlo y ayudarle a encontrar posibles soluciones.

¿Cuál es la ventaja de la mediación sobre el divorcio tradicional o el litigio familiar?

  • La mediación cuesta mucho menos

    El litigio es un proceso largo y costoso. El cliente generalmente tiene que pagar abogados y otros profesionales para ayudarles con su caso, lo que puede tomar meses e incluso años para terminar con el caso. En la mediación, usted sólo tiene que pagar al mediador por el tiempo que está en la mediación y evitar que los honorarios de abogados u otros profesionales salgan de control. Usted está en control de cuánto gasta para resolver su disputa. Por favor vea nuestra Tabla de Tarifas para más información.

  • La mediación es más rápida

    Cuando usted comienza un divorcio u otra acción de ley de familia hay ciertos procedimientos en el litigio que necesitan ser seguidos que retrasan su divorcio. Tendrá que reunir pruebas, programar y asistir a las audiencias, ir a la mediación (el juez lo más probable le ordene ir mediación antes de ir a juicio), y programar y asistir al juicio. Lo mas rapido que usted y la otra persona pueda programar atender una mediación después de decidirse obtener un divorcio o comenzar cualquier otro caso de familia, más rápido será todo el proceso y evitara el estrés añadido y las molestias que causa el litigio - por ejemplo. La incertidumbre de los resultados en las audiencias y los días de trabajo faltados para asistir a las audiencias.

  • La mediación es confidencial

    A diferencia de los juicios y audiencias que se celebran en los tribunales públicos, las mediaciones son privadas y confidenciales (con pocas excepciones cuando la revelación es requerida por la ley, por ejemplo, indicaciones de abuso infantil o de ancianos). Cuando usted va a la mediación, hay leyes que requieren estricta confidencialidad y los participantes no están autorizados a discutir con nadie más las cosas que se dicen en la mediación. Si alguien no estaba presente en la mediación no tienen derecho a saber lo que se discutió en la mediación. ¡Ni siquiera el juez!

  • Usted toma las decisiones

    Usted es la persona que decide lo que es mejor para su familia. Tienes el poder de la autodeterminación. En el litigio, si usted no es capaz de llegar a un acuerdo antes del juicio, un juez va a tomar las decisiones por usted. En esencia, usted está entregando el poder de tomar decisiones con respecto a su familia a una persona desconocida. Con el litigio, usted está jugando con lo que un juez podría decidir por usted. Por otro lado, un mediador le ayuda a discutir sus preocupaciones y problemas, pero no toma decisiones por usted.

  • La mediación es flexible e informal

    La mediación le permite llegar a soluciones flexibles y creativas que se adapten mejor a las necesidades de su familia. En el juicio, un juez toma una decisión y emite una orden final, y las partes tienen que seguir la orden o ser objeto de desacato. No está claro qué decisión podría tomarse en el juicio y si las partes son capaces de seguirla. La mediación también es flexible ya que las partes tienen control de la programación y se les permite e incluso se les anima a asistir a tantas sesiones de mediación como sea necesario para atender adecuadamente todas las preocupaciones y resolver todos los asuntos pendientes en el caso.

Consejos para prepararse para la mediación

  1. Obtenga asesoría legal: Un mediador no puede dar asesoramiento legal a ninguna de las partes. Si tiene preguntas legales sobre su caso (por ejemplo, Cuánto vale su caso o qué debe aceptar como un buen acuerdo), debe ponerse en contacto con un abogado que le explique y le ayude a decidir cualquier área particular de preocupación que pueda tener con respecto a su caso .
  2. Organízate: revisa toda la información que tienes y organizala. Los casos de divorcio y derecho familiar tocan sobre muchas cuestiones financieras que afectan directamente con la manutención de los hijos, la pensión alimenticia y la distribución de propiedades y deudas. Cuanta más información recopile sobre ingresos, propiedades y deudas, mejor preparado estará en el día de la mediación para discutir todos los temas de su caso.
  3. Venga preparado: Prepárese para hablar con la otra parte, incluso si ha tenido problemas hablando con la otra parte por su cuenta, el mediador está ahí para ayudar con la comunicación. Esté preparado con cualquier documentación que desee traer para apoyar su posición de negociación.
  4. Establezca metas: Piense en lo que realmente necesita para resolver su caso. Establezca metas realistas para guiarlo en su toma de decisiones. El objetivo de la mediación no es ganar y la otra parte perder. El objetivo es llegar a un acuerdo que se adapte a las circunstancias particulares de la familia y que ambas partes puedan seguir adelante. Sea flexible, hay la posibilidad que usted pueda obtener nueva información durante la mediación que podría cambiar su mente en lo que su objetivo final debe ser.

 

Mi compromiso como mediador de la Ley de la Familia Certificado es crear una ambiente de respeto y comunicación que le ayudará a alcanzar una resolución para su caso. Los ayudare a llegar a una solución de una manera paciente, justa e imparcial que le permitirá considerar todos los aspectos del acuerdo que necesita ser alcanzado para evitar litigios costosos. En nuestra oficina, creemos firmemente que usted debe ser autorizado con la capacidad de encontrar una solución que mejor funcione para usted y su familia